kein alt

merus-worldwide

news-and-events

scale cooling water tower

 

 

 

  Merus ha logrado medir y almacenar oscilaciones moleculares tales como las del óxido y el sarro (incrustaciones). A partir de estas oscilaciones naturales Merus desarrolla nuevas oscilaciones activas. Las oscilaciones activas son guardadas en un material portador, el cual es capaz de emitir estas oscilaciones de manera constante hacia el agua. Esto ocurre sin necesidad de suministrar ningún tipo de energía externa, únicamente la energía suministrada por el calor ambiental es utilizada. El agua acepta/absorbe estas oscilaciones y las distribuye en la dirección de su flujo. A partir de este punto las oscilaciones viajan por toda la columna de agua a mayor velocidad que la del propio flujo de agua. Ese es el motivo por el cual este método funciona igualmente en líneas y tuberías de poco o ningún uso. Dentro del agua las oscilaciones activas interfieren con las oscilaciones naturales y alteran las características de las substancias.

El resultado: Las propiedades físicas de las substancias contenidas en el agua (u otros líquidos) son modificadas. Por ejemplo, en el caso del óxido, el oxígeno ya no reconoce al hierro trivalente como tal y por tanto no se forma nuevo óxido.