kein alt

merus-worldwide

news-and-events

scale cooling water tower

 

 

 

Tratamiento de agua para depósitos de calcio

En casi cualquier agua podemos encontrar calcio y otras sales en forma disuelta - dicho de manera sencilla: los depósitos de calcio son responsables por la dureza del agua. Dependiendo de la cantidad de limo/carbonato de calcio, el ácido carbónico disuelto y de la temperatura del agua, los minerales precipitan y comienzan a cristalizar. En otras palabras, se depositan sobre las superficies. En los hogares esto simplemente es una molestia en la mayoría de los casos, pero este fenómeno puede ocasionar problemas considerables cuando se trata de aplicaciones técnicas. Los depósitos reducen el intercambio de calor en intercambiadores de calor y disminuyen significativamente la eficiencia de las instalaciones de calefacción/ sistemas de enfriamiento. Pérdidas de de presión en incremento y velocidades de flujo cada vez menores son también síntomas asociados con el mismo problema. En muchos casos, se procesa químicamente el agua para evitar la formación de dichos depósitos. Pero a menudo, en particular cuando se trata de grandes cantidades de agua de muy mala calidad, esto resulta ser técnica o económicamente imposible.

Lime scale in a hot water boiler

Varios miles de instalaciones industriales con tratamiento contra incrustaciones calcáreas demuestran cuan exitoso y confiables son los Anillos MERUS cuando se programan para estabilizar el limo y evitar la acumulación de depósitos e incrustaciones en tuberías o equipos. La experiencia con temperaturas por encima de 150°C en líneas presurizadas o con dureza de agua mucho mayor que 50° dH demuestra cuán poderosos son los Anillos MERUS. Después de haber comenzado a usar  MERUS, muchos usuarios ya no necesitan consumir la mayor parte de los productos químicos que solían utilizar. Un ejemplo típico sería una  máquina industrial de lavaplatos operando sin sal  o grandes circuitos de enfriamiento, los cuales solo requieren ser lavados ahora una vez al año en lugar de cada seis semanas.