kein alt

merus-worldwide

news-and-events

scale cooling water tower

 

 

 

Tratamiento de Agua Contra Corrosión

Hoy en día el agua en la industria sigue siendo transportada mayormente a través de tuberías o sistemas metálicos. Mientras más básico y simple el hierro, o la tubería de acero al carbón, mayor es el riesgo de corrosión. La definición de corrosión es la de una reacción (no deseada) entre materiales y substancias presentes en su ambiente. En el caso del hierro esta reacción se hace visible, por ejemplo, con la formación de óxido. Las causas de esta corrosión son diversas y están cubiertas ampliamente en la literatura correspondiente; no cubriremos este tema en esta publicación.

MERUS produce resultados seguros y reproducibles en presencia de las causales menos complicadas de la corrosión entre agua y hierro. Estas causas más sencillas son, o bien agua estancada, o agua pobre en minerales o no saturada. Un buen ejemplo de agua no saturada es el agua de alimentación a calentadores de agua industriales o a calderas, donde encontramos con frecuencia el problema de corrosión. En muchos casos también se logra reducir el problema de pitting (picaduras).

La corrosión debida a enlaces galvánicos, fluidos alcalinos o acídicos puede, en la mayoría de los casos, ser moderada por MERUS e inclusive ser detenida por completo cuando ciertas combinaciones favorables están presentes. Pero estas aplicaciones complejas requieren de una investigación y estudio técnico a fondo; gustosamente atendemos sus solicitudes vía e-mail. MERUS percibe la corrosión en tuberías y equipos como el problema más apremiante de nuestros clientes en todo el mundo. Los daños causados por la corrosión son la principal causa de costosísimas paradas de planta no programadas o inversiones en reemplazos.

Resultados recientes en campo demuestran, por ejemplo, una reducción de los índices de corrosión (MPA), inclusive en oleoductos, de más de 10 veces.